La España pobre y dócil

Bienvenidos al país donde los que eran felices en su clase media, dejan de serlo. Donde los cierres, despidos e hipotecas son los males más temidos. Pero también al país de la pena por los que no pueden llegar a fin de mes, por los que tienen que marcharse o reinventarse, por los que se ven obligados a besar el pan que besaron nuestros abuelos
Sigue leyendo

Anuncios