Bajan los grados, sube la indignación

La semana pasada una ola de frío asoló España. En algunas zonas las iglesias y polideportivos sirvieron de refugio para los que no tenían donde resguardarse. Pero ¿qué pasa el resto del año? Y, sobre todo, ¿por qué aprovechan las industrias energéticas para subir el precio de luz y gas?

Sigue leyendo

Anuncios