El peor de los seres: el humano

Dicen que la curiosidad mató al gato. Algo así sucede en Déjame salir, aunque este largo se aleja de los tópicos y no, no es alguien que oiga ruidos en el sótano y decida investigar en lugar de salir corriendo. En esta película, hay un transfondo mucho más profundo

Sigue leyendo

Anuncios