La España pobre y dócil

Bienvenidos al país donde los que eran felices en su clase media, dejan de serlo. Donde los cierres, despidos e hipotecas son los males más temidos. Pero también al país de la pena por los que no pueden llegar a fin de mes, por los que tienen que marcharse o reinventarse, por los que se ven obligados a besar el pan que besaron nuestros abuelos

Llanos de la Rosa

Ficha técnica libro:

Título: Los besos en el pan

Autor: Almudena Grandes

Editorial: Tusquets

Año: 2015

Páginas: 327

Temática: Actualidad


“Hay que ser muy valiente para pedir ayuda, pero hay que ser todavía más valiente para aceptarla”.

Quizá esta sea una de las citas que mejor resume la idea recogida en el  último libro de Almudena Grandes; Los besos en el pan. Porque los españoles, que como la autora también dice “siempre hemos sido pobres”, nos hemos acostumbrado del mismo modo a callarnos, a no pedir ayuda, a sentir vergüenza. Vergüenza cuando el dinero no ha llegado para seguir pagando la factura de la luz, cuando el banco nos ha ahogado hasta llevarnos al borde del o al completo desahucio, cuando nuestros jóvenes han decidido emigrar, cuando nuestros hijos han dejado de llevarse un bocadillo para la hora del recreo. Todas estas historias, tan reales y cercanas, son las que Grandes ha querido compartir en su última novela, que no es una novela como tal, si no la suma de muchas historias. Las de un barrio cualquiera de Madrid, uno de la denominada clase media en la que nos han metido a la mayoría de los españoles, pero de la que podemos caer a un escalón inferior de la noche a la mañana.

Por cierto, ¿por qué el título? Porque nuestros abuelos, que vivieron tiempos infinitamente peores, enseñaron a nuestros padres que el pan era un elemento valioso en sus casas, que había que besar los trozos caídos, para demostrarles que se les quería, con el miedo a que un día faltara.

Con este título interrumpe su ciclo de los Episodios de una guerra interminable –una colección de novelas en las que profundiza en los años de la posguerra española y en la actividad de la resistencia antifranquista- para contar otro capítulo de esta, nuestra historia. Lejos de caer en la excesiva compasión o de tratar a los personajes con frialdad, Almudena sabe llegarnos al corazón, con el perfecto punto medio, tratando de ser fiel a los sentimientos y actitudes que pueden darse en esas situaciones. Además, tampoco ha querido incluir a los “malos”, se centra en los afectados por la crisis y no busca culpables. Porque el objetivo de Grandes es empatizar con los verdaderos protagonistas, de la forma cálida y dulce con la que la escritora suele crear a sus personajes. No nos encontraremos con banqueros, grandes empresarios o políticos, que solo aparecen de refilón. También aparecen para dar algunas pinceladas al relato policías, bomberos, periodistas o esos jóvenes que abandonaron demasiado pronto los estudios tentados por el dinero que un puesto en la construcción les otorgaba.

Quien lea esta obra, reconocerá en ella a un vecino, amigo, compañero de trabajo o incluso a sí mismo, porque, por desgracia, la autora no ha podido encontrar historia más reales que las que expone. Por eso, es casi de obligada lectura este libro.

Aunque no sea ese su objetivo principal, la madrileña nos deja una gran lección. La de que tenemos que seguir siendo combativos y, en muchos casos, comenzar a serlo. Porque en estos relatos también hay espacio para aquellos que nunca se han manifestado, que aún tienen miedo a ser señalados por perseguir lo justo. Porque, los españoles nos hemos vuelto “dóciles”. Y ya es hora de dejar de ser pobres y sumisos. Porque como sentencia Grandes en muchas de sus entrevistas: “Esto no ha sido una crisis, ha sido una guerra, y la hemos perdido”.

20160113_231053-1

Cita del libro

Imagen destacada: foto de portada de la obra

Anuncios

4 comentarios en “La España pobre y dócil

  1. Qué enorme es Almudena Grandes y qué grande eres tú que sabes hacernos llegar esta autora maravillosa con esa pasión y claridad.
    Ya sabes que tengo pendiente leer algo más de esta increíble mujer de la que sólo he leído “Malena es un nombre de tango” hace ya tanto tiempo que apenas lo recuerdo pero que sé que me encantó y la película también.
    Soy una lectora poco selectiva que comienza el libro que tiene más a mano y con esa actitud siempre procrastino las recomendaciones a menos que me las pongan enfrente pero gracias a tu recordatorio espero volver a leer a Grandes pronto.

    Me gusta

    • Me alegra animarte a leer, porque creo que Almudena Grandes es una de esas escritoras que siempre deja muchas enseñanzas en sus textos, aunque puedas estar más o menos de acuerdo con lo que dice. Si te animas, ya sabes que yo tengo bastante de su colección 😉
      Un saludo
      Llanos

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s