Personajes de biblioteca

Junio es el mes de los estudiantes por excelencia. Las bibliotecas se llenan de ellos, aunque, como en todo, existen muchas clases de usuarios de estas salas de estudio. He aquí el comienzo de una recopilación de ellos

Llanos de la Rosa

Exámenes finales, recuperaciones, entrega de trabajos, presentaciones, oposiciones… Algunos prefieren quedarse en casa para hincar codos, así, se permiten el lujo de ir en pijama durante un día completo e incluso perder ciertos hábitos de higiene. Pero son muchos los que acuden a las bibliotecas y salas de estudio para evitar las distracciones hogareñas (como los constante paseos al frigorífico o los descansos viendo el capítulo de algo en los que acabas viendo una temporada entera). Sin embargo, los que acudan a estos lugares públicos deben tener en cuenta con qué clase de personajes pueden dar. Aquí, recopilamos unos cuantos. Esos Personajes de Biblioteca:

  1. El paseador de libros. Permanece poco en la silla que, en teoría, ocupa. Llegará temprano para coger un buen sitio, pero tan pronto suelte los libros, se irá a tomar un café. Si no va con amigos que le acompañen a por cafeína, buscará algún conocido que ese día haya ido a la biblioteca para convencerle. Pero el estimulante se alargará tanto, que empalmarán con la hora del almuerzo. Claro, no sin antes haber hecho amago de estudio durante un breve lapso de tiempo en que diera tiempo a ordenar los apuntes. Después de esto, no tardará en volver a casa, para comer y retornar a la biblioteca lo más pronto posible por la tarde… Eso sí, tomándose con calma el café de las 4 después de haber reservado zona de estudio. Habrá calentado poco su asiento, pero al menos esos días, los libros habrán ido y venido a casa varias veces.
  1. El popular. Aunque intentará centrarse en sus libros, le costará horrores porque deberá cumplir con todo el mundo. Amigos que hace siglos que no ve, conocidos de clase o de la clase de otros amigos, el primo segundo de su vecina del quinto… Debe saludar a tanta gente e interesarse por sus estudios (aunque fuera de la biblioteca ni se le ocurriría preguntar), que casi no le queda tiempo para centrarse en los suyos.
  1. El resoplador. Sabrás que está estresado y nervioso porque cada dos frases que estudie, soltará un sonoro “puuufff”. Al principio lo pasarás por alto, pero después de toda una tarde a su lado, acabarás tan cansado, que te unirás al festival de resoplidos.
  1. El ruidoso. Pasará hacia delante y hacia atrás la misma página unas 30 veces por segundo. Removerá todos los apuntes una y otra vez. Buscará en su estuche el boli que seguramente no ha llevado, pero al que intentará llegar tras golpear el resto de material de escritura contra los otros elementos sin cesar. Cada vez que deje una libreta o libro sobre la mesa, ésta temblará y tú te llevarás un susto. Si es de los expertos en su clase, hasta comenzará a repiquear los dedos contra la madera o a usarlos para jugar a voltear uno de esos bolis que no usa y que se le caerá 50 veces.
  1. El del móvil. En esta categoría, entran varias clases. Primero tenemos al que se pasará la tarde escribiendo y leyendo, pero en la pantalla de su Smartphone. La tarde le cundirá tan poco como su batería. También tenemos el que debe salir varias veces de la sala corriendo porque tiene una llamada (o varias) urgente(s). Pero estos dos, poco te molestarán, al contrario que el tercero, el que olvida poner su móvil en ‘modo silencio’. Le sonará alguna vez, oirás sus teclas y cuando reciba un whatsapp o mensaje.

 Continuará…

PD.: Este texto es una idea original de un amigo que pasaba bastantes mañanas en la biblioteca. Gracias por las sugerencias 😉

Imagen destacada: bizkaia.net

Anuncios

2 comentarios en “Personajes de biblioteca

  1. Me ha encantado tu artículo; lo primero porque es divertido pero, es que tienes toda la razón, me he identificado con tantos perfiles… Este mes soy de los personajes que aprovecha su lugar de trabajo como biblioteca y está genial. La única pega es tener que venir con todo el calor y luego volver a casa con todo el cansancio del día pero así me obligo a no pasar todo el día sentada 😀

    Le gusta a 1 persona

    • Me alegra que la entrada te haya hecho, cuanto menos, sonreír. Lo cierto es que ir a la biblioteca puede ser hasta divertido por este tipo de cosas, pero entiendo que no todo el mundo es capaz de centrarse en una. Así que, tu método de estudio también es válido… seguro que también hay tantos personajes como lugares y formas de estudiar. Espero que estés atenta a los siguientes capítulos y te gusten tanto como este. ¡Ánimo con tu estudio! 😉
      Llanos

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s