Una noche de concierto ennegrecido por la opresión

Son las ocho y media de la tarde de un sábado, y el plan de éste es concierto de rock en el Gran Teatro de Elche. Hasta aquí todo bien, pero debo decir que ocurrió un suceso que me dejó bastante descolocada y con una sensación de fragilidad ante la pasividad de los allí presentes

Eva Palenzuela Martínez

Os narraré lo que aconteció en una noche que estaba llena de buena energía y con un teatro que se puso arriba desde el inicio del concierto. En primer lugar, os pondré en situación. Al cruzar las puertas de entrada del Gran Teatro de Elche me encuentro, en el hall de éste, una barra donde sirven vino antes del concierto, lo cual, nos va poniendo en una predisposición de disfrutar del momento que va a comenzar en breve. Los allí presentes se toman sus copitas y parece que el ambiente se encuentra distendido y con muchas ganas de pasar un buen rato desconectando de los días monótonos a los que la vida nos tiene acostumbrados. Una vez dentro, observo como va llegando la gente, cómo van interactuando y colocándose en sus asientos adjudicados por el gran orden social, y bueno, hasta ahí todo transcurre como está previsto. Una vez que da comienzo la función, la gente empieza a vibrar con la primera canción, lo cual, nos indica que va a ser una buena noche.

Hay ganas de pasarlo bien cantando y bailando y eso se respira en el aire, y hasta aquí todo sigue en sintonía. Desde donde me encuentro ubicada, veo un grupo de personas que se levantan impulsadas por la emoción para cantar y vibrar con cada una de las canciones, pero esto parece ser que a los responsables que dirigen el Gran Teatro no les parece adecuado y se acercan a decirles que no pueden levantarse de los asientos, y claro, eso es algo bastante delicado, tratándose de un concierto de rock, donde desde el minuto cero el teatro se había venido arriba. El grupo al que han llamado la atención grita al artista que les han prohibido levantarse de sus asientos, a lo que éste responde, que por él pueden hacerlo sin problemas… Claro, aquí comienza la discordia y con ello un suceso del que no doy crédito. Sigue avanzando el concierto con una tensión por parte del teatro bastante latente, dirigiéndose cada dos por tres al grupo que se levanta de vez en cuando para disfrutar de la emoción que están sintiendo, pero claro, tanta emoción parece ser que no fue bien acogida por sus dirigentes, puesto que, en un momento del concierto uno de los chicos se quita la camisa y la zarandea a ritmo de acorde. Esto parece ser la gota que colma el vaso y se ve como se acercan unos señores con un aspecto muy enfadado y lo amenazan con sacarlo de allí, a todo esto, éste ya se había puesto su camiseta antes de que se acercaran para amonestarlo, en fin, algo increíble. Pero aquí no acaba la cosa, se ve desplegado por el teatro todo el equipo de trabajadores, algo que no debería ser necesario, ya que, ese grupo no es el único que está vibrando y disfrutando con el concierto; ya he mencionado anteriormente que todo el teatro desde el minuto cero se vino arriba y se había generado un ambientazo increíble.

Pero esto no queda así, de repente, veo aparecer a dos policías y uno de ellos se acerca hasta el chico y le obliga a salir del teatro, yo no me lo podía creer, el cuerpo de policía allí presente, en un concierto de rock, para desalojar a un chico que está haciendo uso de su emoción, ¡de verdad, parecía sacado de una escena de película! Ante tal suceso, yo me levanté en forma de desacuerdo por lo que estaba ocurriendo y pedí a los allí presentes que hicieran lo mismo, que esto no podía estar pasando, ¡pero cuál fue mi sorpresa!, allí nadie se levantó, parece que entraron de golpe en el programa automatizado del sistema y no hicieron nada. A mí se dirigió uno de los responsables del teatro y me pidió de forma un tanto autoritaria que me sentará y me estuviera tranquila, por supuesto que no me senté, y una vez sacado al chico del teatro pasé toda la canción de pie en forma de denuncia y de desacuerdo ante tal hecho.

Esto me lleva a hacer algunas reflexiones: primero, éste es el país que tenemos y a su vez que nos merecemos, porque no somos capaces de decir NO ante aquello que es injusto. Segundo, vivimos sumidos en una dictadura totalmente disfrazada, la cual, no somos capaces de ver porque llevamos una venda bien prieta ante nuestros ojos. Tercero y muy importante, el miedo, cómo el ser humano está programado para obedecer a un ente, que no es más que un invento de aquellos que dirigen este engranaje para tenernos totalmente sometidos a sus decisiones y servirles solamente como meros instrumentos de trabajo para seguir manteniendo su orden, y como no, sus grandes intereses privados. No puede ser posible, que en un concierto de rock, y además, previo a la entrada de él se éste sirviendo alcohol para ponernos en sintonía y, a continuación, pueda ocurrir un suceso de estas características, señores míos ¿dónde esta aquí la coherencia? En definitiva, coartar a un ser humano la forma en la que siente y se emociona me parece una verdadera cuestión a tener en cuenta y, ¿qué es lo que se esconde ante un acto como el vivido esa tarde noche de concierto? Ahí va eso.

Imagen destacada y de interior de Eva Palenzuela Martínez

Anuncios

2 comentarios en “Una noche de concierto ennegrecido por la opresión

  1. Increíble suceso, no puedo creer que por el sólo hecho de DISFRUTAR y espresar libremente las emociones que surgen a la hora de interactuar entre el espectáculo y el espectador te acosen y coiban asta arrestrarte.
    Deberían saber que programan y aún así dejar muy claro antes de comprar las entradas de lo que no y si puedes hacer en su Teatro.
    De esta manera podremos al menos considerar si encuentro aceptable sus condiciones de comportamiento y decidir si me interesa o no acudir.
    Yo no asistiría jamás a un lugar dónde coiban tus propias emociones, cuándo precisamente de lo que se trata es de eso mismo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s