Entre palmera y palmera, indie del bueno

El cartelazo del Elche Live Music Festival 2017 atrajo el pasado sábado hasta la ciudad de las palmeras a multitud de amantes de la música independiente de ayer y hoy que acabaron antes de horas con las previsiones de barriles de cerveza de la organización

Santiago Vilella

La tarde comenzó pronto. En torno a la seis, pisaron el escenario ilicitano Alan Parrish y Olivia, dos conjuntos locales, de Elche y Alicante, respectivamente, ganadores del concurso de bandas organizado por el propio festival para dar apoyo a bandas noveles de la zona. Posteriormente, la Alerta de Julieta 21 también se dejó sentir entre los asistentes.

Tras la ‘Alerta’ de Julieta 21, pisaron el escenario los sevillanos Full con su segundo disco Tercera guerra mundial’, en los que interpretaron temas como Aullando o Quiénes somos realmente, que se están convirtiendo en hits de obligada escucha en cualquier playlist independiente.

Con Second no soy nada objetivo. Me encantan. Creo que los he visto en cuatro directos, ya sea en festivales o conciertos propios, y nunca me han defraudado. Second nos hizo desgallitarnos con 2502, brincar con Primera Vez, o ponernos romanticones, como broche final, con Rincón Exquisito. Otro directo excelente de los murcianos, exceptuando los problemas del pedal de una de las guitarras que obligó a detener la actuación durante varios minutos.

Como igual de ESPECTACULAR, con todas las letras, fue la actuación de Fangoria. La escenografía, el juego de luces, y las proyecciones del grupo de Alaska, interpretando temas de su último disco y de trabajos reconocibles para todos como A quién le importa o Mil campanas. Canciones, himnos, que cantamos y bailamos —o algo parecido, debido al poco espacio vital— todos los asistentes al festival.

La tarde musical terminó con la actuación Miss Cafeina. Ya los había visto en directo en el Low Festival de 2016, aunque las condiciones sonoras no eran las mejores entonces. En esta ocasión pudimos disfrutar de las canciones de Alberto y su grupo y pudimos flotar con Mira como vuelo o Capitán.

Con respecto a la organización del festival, sí es cierto que hubo colas muy largas para conseguir los tickets con los que comprar bebidas, que en los últimos compases del evento la barra se quedara sin existencias de cerveza o de incluso botellines de agua, o que no existiera ni un triste contenedor o recipiente en el que dejar los vasos de plástico, hecho que contrasta con otros festivales que sí miran muy mucho la limpieza de la pista.

Por otro lado, hay que destacar el excelente sonido e iluminación conseguido por los chicos de Sonotec, o el nivel de los grupos que conformaban el cartel del festival.

Seguro que la organización toma nota de los errores, de los cuales son conscientes, para así solucionarlos en próximas ediciones.

Imagen destacada: Santiago Vilella

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s