La población sumisa a las grandes corporaciones

Hay revoluciones con las que el ser humano evoluciona sin necesidad de que haya una guerra

José Manuel Sanrodri

Siempre se ha creído erróneamente que para que ocurran cambios es necesario destruir para luego tener que reconstruir. Esta premisa variable es tan inexacta que si nos paramos a pensar en todo aquello que evoluciona sin que haya tenido que demolerse nada, veríamos cómo el progreso avanza sin apenas darnos cuenta. Nos encontramos en la actualidad en una revolución tecnológica y para ello no ha sido necesario desmantelar nada, ni someter a nadie. A menudo, muchos historiadores han mencionado las últimas guerras a modo de ejemplo, para mostrarnos que los problemas del ser humano y sus necesidades fueron resueltas en estos conflictos, aunque más bien creo que esto era para conseguir ventaja del enemigo. Sin embargo, en la actualidad hay personas que ostentan un poder que bien se merecerían un escarmiento, pero este artículo no tiene nada que ver con un mundo utópico o ideal, ni pretendo hacer pedagogía de una clase política macilenta y distante. Estoy convencido que no importa a cuantos políticos dañinos nos quitemos de encima los ciudadanos, siempre vendrán sustitutos que lo harán mucho peor que los anteriores.

La verdadera revolución que la población debería realizar, teniendo en cuenta que es mayoría, sería el de no someterse a las grandes corporaciones. Debo aclarar que nos encontramos ante una cuarta o quinta revolución tecnológica, depende de cómo se quiera mirar o quien lo afirme dirá una u otra. Las compañías están amparadas por los que nos gobiernan, los mismos a los que hemos elegido en un sistema cerrado de votaciones que sólo nos permiten seleccionar las siglas y no los candidatos. Esas grandes compañías controlan la electricidad, el combustible y cualquier energía que nos facilite la vida. Precisamente son esas mismas compañías las que retrasan el progreso. Hace poco me sorprendió ver que en unas viviendas de no más de dos años de construcción disponía en su terraza de unas placas solares, el estado de abandono fue lo que realmente me desconcertó.

Al preguntar a sus vecinos, todos coincidían en lo mismo, estaban pagando por el mantenimiento y el consumo de electricidad más que si no tuvieran placas. Además estaban indignados porque los contadores digitales al ser bidireccionales, la energía que no se usa se la regalas a la empresa eléctrica, contabilizando su consumo y obteniendo ésta energía gratuita a tu costa. De este tema ya hablamos en un anterior articulo al que titulábamos “el lado oscuro de la luz”.

placas solares Google Maps

La involución por el dinero

Compañías que antes pertenecían al estado y que ahora son privadas, no quieren perder su hegemonía económica. Empresas como la del teléfono, tuvieron que claudicar compartiendo su monopolio con otras entidades rivales ya que éstas también querían su trozo de pastel. Pero esta desvinculación de exclusividad no la han llegado a padecer todas las compañías que anteriormente pertenecían al estado español.

Sin ir más lejos tenemos las compañías hidrográficas y petrolíferas que a día de hoy controlan el ecosistema en el que nos movemos. El auge de máquinas que pueden instalarse en un edificio para reciclar el agua y volverla a consumir sin riesgo alguno para la salud o vehículos eléctricos menos contaminantes con los que prescindiríamos del combustible orgánico, son algunos de los inventos que se demoran como consecuencia de la dilación empresarial. Ambos inventos suponen perdidas económicas para estas corporaciones y por ello, prefieren no adaptarse al progreso.

Por este motivo, todo aquello que no pueden controlar se ven en la obligación de lograr acuerdos con los gobiernos para que las leyes estén a su favor y sea infracción lo que hagan los ciudadanos sin su consentimiento. Porque quien instale por su cuenta placas solares sin pasar por las compañías eléctricas está cometiendo un delito, no obstante, si alguien consume su propio café en casa no perjudica a empresas dedicadas a servir este producto, ya que la ley no la tienen a su favor. Quien crea que los eslabones de esta sociedad se pueden quebrar fácilmente, entonces es mejor que no despierte de su sueño si quiere ser una persona feliz, porque como abra sus párpados se sumergirá en una desdicha difícil de superar.

Imagen destacada, vista aérea de unas viviendas con placas solares, captura de pantalla del Google Maps

Anuncios

3 comentarios en “La población sumisa a las grandes corporaciones

  1. Efectivamente, es descorazonador tomar conciencia de la realidad que describes.
    Es cierto, los ciudadanos somos mayoría pero no estamos educados en el consenso, la colaboración, la constancia o cómo quieras llamar a los valores necesarios para cambiar esta o cualquier realidad. Eso es aún más desmoralizante que el mal comportamiento de las corporaciones (a su vez formadas por personas después de todo).
    Normalmente soy positiva pero la falta de descanso acaba con m

    Me gusta

    • Y eso que he intentado suavizar un poco la realidad. Cuando ves noticias de subidas de luz, o como lo he que he descrito en el articulo sobre las placas solares que vecinos de una comunidad prefieren verlas como se echan a perder, dices, y esto en qué progreso lo encajo yo. En el articulo quise meter también la privatización de hospitales en la era de Eduardo Zaplana, por qué según él era más rentable para el ciudadano y resultó que la rentabilidad era para él. Pero quizás de este tema hable en un próximo articulo, en este quería reflejar la realidad que le supone al ciudadano de a pie que el progreso sólo ha llegado en dispositivos móviles pero no en otras materias que nos resultaría más económica y ecológica. Te agradezco el aporte de tu comentario y agradecerte muchísimo que nos sigas leyendo, eres una fuente inspiradora para los que escribimos.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s