Justicia de chiste

Un año de cárcel para una tuitera por hacer humor sobre Carrero Blanco; libertad para un político que se burló de las víctimas de la dictadura franquista

Maribel González

El doble rasero de la justicia de nuestro país es cada vez más evidente. La última perjudicada ha sido Cassandra Vera, una usuaria de Twitter que publicó varios chistes sobre la muerte de Carrero Blanco, presidente del gobierno al final de la dictadura y fallecido en un atentado de ETA. La Audiencia Nacional considera que sus tuits constituyen un desprecio hacia las víctimas del terrorismo. Por ello, la joven de 21 años ha sido condenada a un año de prisión, pena que no cumplirá por no existir antecedentes. Sin embargo, tal y como ha expresado ella misma en su cuenta de Twitter, ahora sí tendrá dichos antecedentes, lo que no le permitirá optar a becas y, por tanto, no podrá ejercer la docencia como pretendía en un futuro.

Dos de los trece tuits por los que ha sido juzgada Cassandra Vera:

“Película: A tres metros sobre el cielo, Producción: ETA films. Director: Argala. Protagonista: Carrero Blanco. Género: Carrera espacial” (20 de diciembre de 2013)

“Kissinger le regaló a Carrero Blanco un trozo de la luna, ETA le pagó el viaje a ella” (5 de abril de 2014)

No voy a hablar de los límites del humor porque son muy subjetivos, ni voy a defender el humor negro. Pero el trato que ha recibido Cassandra Vera es una injusticia.

Mientras, otros como Rafael Hernando, portavoz del PP, pueden decir que el entretenimiento de algunos es “estar todos los días con los muertos de arriba para abajo”, haciendo referencia a las víctimas del franquismo. Declaraciones que para la Fiscalía no constituyen delito alguno. Como si no hubiese dicho nada, ni ofendido a las familias que siguen sin saber dónde están enterrados sus familiares. Parece ser que tienen más repercusión los chistes de la que era una usuaria anónima en una red social que las palabras de un político, portavoz del partido gobernante. Es decir, se condena antes el humor que las afirmaciones presuntamente serias. Como ya ocurrió con los tuits de Guillermo Zapata o las famosas declaraciones de Pablo Casado.

“La lacra del terrorismo persiste”, según la Audiencia Nacional, pero la lacra del franquismo también y debería ser condenada de la misma forma. Pero supongo que es más fácil arruinarle la vida a una persona que juzgar a todos los que nos ofenden -y nos roban-  desde las altas esferas día tras día. Demasiado trabajo, quizás.

En mi opinión, el gran chiste aquí es la justicia. Y espero que en un futuro se utilice la misma vara de medir para todo el mundo, o que directamente se ocupen de lo que realmente se tienen que ocupar.

Imagen destacada: Montaje de Maribel González

Anuncios

Un comentario en “Justicia de chiste

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s