Lecturas que te hacen volver a la niñez

El Príncipe de la Niebla, de Carlos Ruiz Zafón, cayó en mis manos casi por casualidad, después de que mi hermano lo comprara junto a otras novelas, y me atrapara por completo en las primeras hojas

Santiago Vilella

Ficha técnica:

Título: La trilogía de la niebla
Autor: Carlos Ruiz Zafón
Editorial: Planeta
Año: 2016
Páginas: 877
Temática: Fantasía y Misterio


Hacía tiempo que una lectura no me enganchaba tanto. Creo que ya he contado alguna que otra vez, no sé si por estas lindes, que cuando una novela no me coge de la pechera para que continúe leyendo, la he dejado de lado. Y esto, afortunadamente, no me ha ocurrido con el Príncipe de la Niebla, la novela que abre La Trilogía de la Niebla de Carlos Ruíz Zafón, compuesta de otras dos historias más —que aún no he finalizado, por cierto—.

Pero no me podía aguantar a terminar la trilogía completa para contaros por qué debéis leerla. La historia comienza con el traslado de la familia Carver desde la ciudad de Londres a un pueblo costero, para alejarse de los ecos de la II Guerra Mundial. Allí, los dos hijos mayores de la familia, Alicia y Max, conocerán a un joven del pueblo, Roland, que sin quererlo les llevará a conocer la historia que encierra su nueva casa…

¿Os ha picado la curiosidad lo poco que puedo contar para no caer en spoiler? Pero además de la historia en sí, escrita en una prosa muy dinámica y clara, os contaré que lo que más me atrapó fue los recuerdos de la infancia, los míos propios. Aquellos días en los que lo que más importaba era ser el más rápido con la bici, y en la que los “problemas” de los mayores apenas se asomaban por la equina. Aquellos días en los que las mañanas y las tardes veraniegas eran mágicas, y se convertían en el mejor escenario para la imaginación infantil… Y de aquella otra época en la que sin saberlo guardamos esa bici para siempre, o en el mejor caso, para volverla a engrasar en ocasiones especiales.

Un libro tiene muchas lecturas, como comenta mi compañera Maribel en esta entrada. Y es que la literatura, como arte, nos hace sentir, nos hace rememorar y en algunas ocasiones hasta incluso revivir ciertos momentos, ciertas épocas de manera alucinante. Como quien escucha un ruido familiar o huele un olor que por una u otra razón formó parte de su vida.

Imagen destacada: Santiago Vilella
Anuncios

2 comentarios en “Lecturas que te hacen volver a la niñez

  1. A mi me has enganchado, aunque el booktrailer da un poco de miedo (sobre todo el final).
    Hace tiempo que me gustaría leer a este autor sobre el que tantas críticas, y todas buenas, me han llegado.
    Gracias por compartir buenas novelas con nosotros.

    Me gusta

    • Gracias a ti, Sel, por leernos a nosotros! 🙂
      Me encanta que con mi experiencia anime a otros lectores a descubrir nuevos libros… Yo hacía tiempo que no me enganchaba tanto a una lectura, que además es clara y también ligera (perfectamente en un par de días la puedes acabar).
      Si finalmente lo lees, escribe por aquí algún comentario que sepa de tu opinión sobre el libro…
      Saludos.
      Santi

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s