A mí también me pasa

Tenía claro que quería hablar de feminismo, de machismo y de por qué defiendo que exista el Día de la Mujer. Pero tanto he hablado, tanto he leído, visto y tanto pasa, que no sabía por dónde empezar. Al final, he decido reflexionar sobre lo simple: lo cotidiano

Llanos de la Rosa

Creo que es algo que pasa a menudo, porque sé de amigas a las que también les ha ocurrido algo parecido y me gustaría que reflexionemos sobre ello. ¿Es normal que vayas por una avenida, grande, con apenas gente y que notes que alguien está demasiado cerca de ti desde hace un rato? ¿Es normal que te sientas observada en cada semáforo en rojo o que te recoloques la camiseta, porque crees que quizá vas enseñando? ¿Es normal que acabes haciendo más larga tu ruta sólo para esquivar a alguien que ni conoces? Y, ¿es normal que ese alguien se ría cuando ve lo que haces?

Muy normal, no lo veo. Pero pasa. Cuando lo comenté con algunas amigas, comenzaron a salir historias parecidas: Chicos que se ponen pesados en la discoteca o que creen que eres lesbiana porque “no has probado un buen rabo”, conserjes que te insinúan que sales de “hacer un trabajo de rodillas” y no un examen. Camareros que te ponen a ti el refresco y a tu acompañante la cerveza. Amigos que te llaman exagerada –a veces, feminazi–  si defiendes un cambio en la lengua. Profesoras o jefas a las que hemos llamado malfolladas, compañeras a las que hemos criticado por no ir maquilladas. Siempre buscamos al encargado o director. Hablamos de lo locas que estamos, de que estamos raras o en esos días, porque no podemos, simplemente, tener un mal día. Criticamos a artistas o presentadoras por su ropa. Tildamos de brujas a las que mandan. Y decimos de las amas de casa y de las madres que cuidan a sus hijos o mayores que no trabajan.

Me he incluido en algunos hechos, porque sí, yo también soy víctima del machismo, pero a la vez verdugo. No nos damos cuenta, pero son las cosas más simples las que suman hasta hacerla grande. Machismo no es sólo matar, es discriminar consciente o inconscientemente sólo por el hecho de ser mujer. Y lo hacemos a diario. Todos, en mayor o menor medida.

Por eso hoy hay paro internacional de mujeres, porque también trabajamos, aunque no lleguemos a directivas, jefas o rectoras, y eso que existe un mayor porcentaje de tituladas. También trabajamos, aunque decidamos que será desde o en casa. También trabajamos, aunque necesitemos, en la mayoría de casos, la aprobación de un hombre para poder avanzar. También trabajamos, aunque se trate de limpiar. También trabajamos, aunque exista una brecha salarial. Y sin nosotras, el mundo rendiría a medio fuego.

Así que, cuando me pregunten que por qué defiendo el Día de la Mujer –por cierto, también hay un Día del Hombre-, os recordaré todas las preguntas de arriba. Ojalá lleguemos al momento en que este día sea historia, porque al fin no tengamos que reivindicar una y mil veces los mismos derechos que tiene un hombre. En este día, y en todos os recuerdo que:

Fotograma película ‘Sufragistas’

Imagen destacada: Cartel del Paro Internacional (Llanos de la Rosa)

Anuncios

3 comentarios en “A mí también me pasa

  1. Me encanta tu enfoque. Solemos centrarnos en que faltan medidas políticas, de justicia… en este tema y no nos falta razón pero no solemos pensar en esos micromachismos cotidianos que, como bien dices, no sólo somos víctimas sino verdugos.
    Al final, la igualdad depende de cada ciudadano y podemos hacer por cambiar las cosas primero tomando conciencia porque si seguimos manejándonos con el automático seguiremos repitiendo las mismas cosas.

    Me gusta

    • Claro, es que en las noticias sólo se le presta atención si hay muertes, pero yo creo que antes de llegar a eso hay otras acciones que todos cometemos y que pueden provocar que, sumadas, lleguen a ello. Mejor intentar hacer autocrítica y erradicar el problema desde las raíces.

      Le gusta a 1 persona

      • Efectivamente. Es necesaria una actuación a distintos niveles. Desde luego, hay que proteger a las personas que sufren violencia pero al mismo tiempo hay que prevenir que esa violencia comience.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s