Cuando el ser humano siente desprecio por los animales

La barbarie humana no tiene límites y los animales salvajes en cautiverio en muchos lugares del mundo no están tan protegidos ni cuidados como nos pensamos

Jose Manuel Sanrodri

En el zoológico de El salvador, hace poco mataron a palazos al hipopótamo “Gustavito”, aunque las últimas noticias que van surgiendo parece apuntar a una negligencia de los cuidadores del recinto. En Túnez, un cocodrilo sufrió una hemorragia interna como consecuencia del impacto de adoquines y piedras de gran tamaño en su cabeza. Estos actos de violencia gratuita fueron producidos por crueles individuos que han aprovechado las pésimas condiciones de vigilancia en la que se encuentran estos recintos para perpetrar sus fechorías. 

Esto me hace recordar que hace algún tiempo las redes sociales se incendiaban con noticias como la de Sabrina Corgatelli, una mujer estadounidense a la que le gustaba abatir jirafas y especies en peligro de extinción. La indignación llegó con el dentista americano, Walter James Palmer, que mató a “Cecil”, el león más protegido de toda África. Si a estos dos populares personajes añadimos los cazadores furtivos que cada año matan cientos de miles de animales para conseguir sus cabezas o huesos, la frustración empieza a ser mayor. Precisamente estos cazadores emplean armas de gran calibre para abatir animales. El biólogo español Luis Arranz lleva tiempo pidiendo una intervención inmediata en África si aún se quiere conservar cualquier especie animal. La demanda de huesos de marfil podría ser la causante de la extinción del elefante, pero también lo sería la piel de cualquier felino, la indiscriminación con la que actúan estos cazadores requiere acuerdos inmediatos. Un informe de 2016 elaborado por WWF pone de manifiesto que entre 1970 y 2012 la actividad humana ha originado que desciendan en un 58% la población mundial de peces, aves, mamíferos, anfibios y reptiles; para el 2020 se cree que la disminución será del 67%. Para frenar esta irresponsabilidad se necesita de una intervención inmediata para que se produzcan cambios si no queremos lamentar las consecuencias de nuestras acciones después.

La riqueza del continente africano, en cuanto a especies de animales se refiere, crea la necesidad de firmar convenios internacionales para su protección. La caza legal se ampara en el control de especies, pero ¿quién determina ese control?, y lo más inquietante, ¿quiénes deciden sobre la vida de un animal? Las comunidades cibernéticas amantes de los animales y las organizaciones piden castigo para este tipo de caza, cuyo objetivo es el entretenimiento del usuario y negocio lucrativo para el país que alberga su reserva de animales. Así se muestra la cruda realidad, no se puede actuar en países para la protección de especies sin provocar un conflicto internacional. Otra circunstancia que hace que nadie intervenga es la cantidad de políticos de países occidentales invitados por gobernantes africanos a sus cacerías mayores. En España, podríamos destacar al anterior monarca que era asiduo a este tipo de caza. 

Si África nos supone un lugar lejano del que no nos debería interesar lo que allí sucede, España no se queda atrás, ya que las cifras sobre el asesinato de animales es bastante amplia. Sólo en la península ibérica se matan un promedio de unos 30 millones de animales al año a manos de los cazadores. En esta ejecución animal no estarían contabilizados los que son para el consumo humano, ni la fiesta taurina en toda su expansión, ya sea matando a un toro en una plaza o con lanzas, de incluir a estos animales se necesitarían unos cuantos ceros más a la citada cifra. En la web de la plataforma de Igualdad Animal, denuncian la crueldad del comercio de carne de perro en China donde son sacrificados unos 45.315 al día. No es la única atrocidad que se podría describir, pero sí la más llamativa. 

perrete

Plataformas usadas por maltratadores de animales

El ciberespacio se ha convertido en una plataforma no sólo para denunciar el maltrato animal, sino que también está sirviendo como tablón para la difusión de videos cuyo fin es la diversión a costa de la muerte de los animales que no están en igualdad de condiciones, siendo noticia cada día este tipo de actos. Matar animales cuya finalidad no es acabar en un plato con el que podamos alimentarnos, nos hace ser una especie depredadora en todas sus dimensiones.

Los que se aprovechan de la tecnología para mostrar actos violentos, ilegales o prohibidos, son tan culpables como aquellos que se deleitan con verlo. Estos actos se difunden a través de las redes sociales, en especial Youtube, una de las plataformas más usadas por este tipo de delincuentes que transforman la pantalla en un circo de los horrores. Los medios judiciales y policiales ya han tomado cartas sobre el asunto y piden que se denuncie este tipo de atrocidades. Para cualquier tipo de maltrato animal ya sea en páginas webs, foros, blogs o redes sociales, la denuncia que hay que realizar a los organismos policiales pasa por varios pasos: Primero de todo se guarda el contenido sensible en nuestro equipo, para que sirva como prueba; el segundo movimiento sería denunciar el sitio para que no siga circulando por internet; y, por último, se recomienda que las pruebas recopiladas se pongan en conocimiento de asociaciones animalistas. Internet también se utiliza para la venta ilegal de animales y si se detecta esta práctica lo ideal es ponerlo en conocimiento del SEPRONA, además de organizaciones en defensa de los animales.

pajarillo1

Imagen destacada y de interiores de fuentes anónimas cedidas a Josep Manel Sánchez

Anuncios

2 comentarios en “Cuando el ser humano siente desprecio por los animales

  1. No alcanzo a comprender esa violencia gratuita que comentas. Simplemente me deja sin palabras. Es de sobra conocido que los animales sienten dolor y miedo. Simplemente hay que ser un sádico para actuar de esa forma.
    Y la solución, como con casi todo, pasa por una mejor educación a la vez que se penaliza y protege a los animales. Ojalá pronto cambie todo esto…

    Me gusta

    • La violencia gratuita la he resumido muchisimo, ya que hay imágenes en youtube donde se ven a animales saliendo corriendo porque los estaban apedreando, incluso una vez encontré como le quemaban el rabo a un perro y los que lo hacían se reían del pobre animal como estaba sufriendo. Si pones “las 10 fiestas más crueles en las que son maltratados animales”, sabrás a lo que me refiero. Las atrocidades del ser humano no tiene limites. Hace nada he podido leer como han matado un elefante de unos 50 años, en manos de cazadores furtivos que querían sus enormes colmillos, el elefante se llamaba Satao II y vivía en Kenia. Estoy contigo cuando dices lo de la educación, pero cuando hay un mercado que compran a precio de oro ese marfil muy poco puede hacer esa educación. Me he estado informando de cuantas especies hay en peligro de extinción y créeme son tantas que podría dedicarme hacer artículos de esto sin parar, y solo acabarían de escribir cuando ya no hubiese ninguna especie a la que defender porque el ser humano la ha exterminado. También estoy de acuerdo contigo en referencia al comentario de “a ver si esto cambia”, aunque lo veo complicado.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s