Cambios y relecturas

Las personas cambiamos. De personalidad, de gustos y de manera de ver las cosas. ¿Qué tiene que ver esto con relecturas? Sigue leyendo

Maribel González

De un tiempo aquí, he leído muchos libros y todos me han dejado sensaciones distintas. Lo que no sabía es que releer una novela me iba a hacer sentir diferente a como lo hizo la primera vez. Hace un par de años leí Jane Eyre, de Charlotte Brontë, un clásico entre los clásicos, y no me gustó nada. Pero nada, nada. Menuda indignación tuve con la señorita Eyre. “Está bien, para gustos los colores”, diréis. Pero a mí seguía sin cuadrarme. Este año, concretamente en el mes de febrero, lo he vuelto a leer, gracias a una lectura conjunta con unas amigas, y me ha encantado. ¿Qué ha pasado? Al principio pensé que la culpa era de una mala traducción, pero después de reflexionar llegué a la conclusión de que el 20% se debía a eso y el 80% era culpa mía. Eso de “no eres tú, soy yo” se puede aplicar muy bien en este caso.

La forma de ver la historia, de entender el contexto y a los personajes ha sido diferente porque yo pienso las cosas de otras manera. Y ahora soy capaz de ver el trasfondo de Jane Eyre, lo que significa y significó en su época. Quizás no lo leí en un buen momento, o lo leí sin ganas y sin prestar atención.

murakami

akifrases.com

Pero la cosa no acaba con esta relectura. He comenzado a releer las novelas de El cementerio de los libros olvidados, de Carlos Ruiz Zafón, para no sentirme como pollo sin cabeza al leer El laberinto de los espíritus, el final de la tetralogía. Recordaba que La sombra del viento me gustó, pero he descubierto que me gusta más de lo que pensaba. Me he sorprendido con partes de la trama que tenía totalmente olvidadas, he sentido cosas distintas hacia los personajes y los he vuelto a conocer. Y lo mismo me está ocurriendo con El juego del ángel, el segundo libro.

¿Qué quiero decir con toda esta retahíla? Por un lado, lo que ya he mencionado, que cambiamos aunque no nos demos cuenta o que lo hacemos más de lo que pensamos; y, por otro lado, que releer es una bonita forma de darse cuenta. Igual algunos pensáis que estoy un poco loca, que eso de volver a leer algo da mucha pereza y que si ya sabes lo que ocurre para qué repetir… Yo pensaba lo mismo y aquí estoy, hablando de lo contrario. Si vemos una película una y otra vez, por qué no hacer lo mismo con los libros.

Por eso os recomiendo revisitar libros, para redescubrir y redescubriros.

Imagen destacada: Maribel González

Anuncios

2 comentarios en “Cambios y relecturas

  1. A Carlos Ruiz Zafon no he tenido el placer de leerlo pero me encantaría.
    Casualmente, el que sí he releído es Jane Eyre pero es un libro que apenas me dejó huella la primera vez así que poco puedo comparar.
    Normalmente no repito ni libros ni películas, de hecho, hay juegos que he dejado cansada de repetir la misma pantalla. Sin embargo, siempre hay excepciones y a nivel literario estas son: El Alquimista y El Principito que se prestan a ese autodescubrimiento que mencionas. Más joven los elegidos eran Platero y yo junto con la colección de Celia.
    Me ha encantado tu reflexión y me alegro de que hayas encontrado una nueva forma de disfrutar el placer de la lectura.

    Me gusta

    • Si no has leído a Zafón, no esperes más. La sombra del viento es una maravilla. El Alquimista no me terminó de convencer y El principito está es mi eterna lectura pendiente.

      Me alegro de que te haya gustado la entrada. Como siempre, gracias por tus palabras.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s