Series: ¿Calidad o emisión sin fin?

Actualmente estamos invadidos por las series de televisión, tanto que los creadores no pierden la oportunidad de explotar su producto. Pero ¿hacen lo correcto?

Maribel González

Hace un rato estaba leyendo un post sobre la última temporada de Sherlock, que ha recibido todo tipo de críticas desde su emisión. Para los que no la veáis, esta serie británica comenzó en 2010 y en siete años solo ha tenido cuatro temporadas de tres episodios cada una. Es cierto que cada capítulo dura más de una hora, aún así es muy poco comparado con lo que estamos acostumbrados.

El final de esta última ha despertado sentimientos contradictorios. Por un lado, la serie es tan buena que los seguidores piden su vuelta. Pero, por otro lado, quizás debería acabar para no correr el riesgo de que se debilite.  He aquí el debate.

La industria se deja llevar por el fenómeno fan y comete el error de alargar demasiado las series. Esto provoca que el argumento se queme de tanto rizar el rizo y que el final sea precipitado y decepcionante, al menos en la mayoría de los casos. Con Sherlock, muchos se han quejado de que el nivel de la cuarta temporada ha bajado respecto a los inicios. Menos mal que han dejado la historia bien cerrada y así el disgusto no es tan grande.

sherlock_the_final_problem1

El problema final. Fuente: deadline.com

House, Castle y Dexter,  finalizadas en la octava temporada, son claros ejemplos de que el desgaste se nota mucho tras ocho años de duración.  Y pasa lo mismo con series que se están emitiendo actualmente (Sobrenatural, The Big Bang Theory, Bones… ). Sin embargo, grandes series como Breaking Bad, Six feet under o Cinco Hermanos terminaron en la quinta temporada y tuvieron finales bien realizados.

Todas las series tienen un ritmo propio y no es difícil reconocer cuándo ha llegado el momento de terminar. Por tanto, creo que debe primar la calidad, incluso cuando existe una legión de seguidores que puede ir contra los creadores cual horda zombie.  Sobre todo, si cada año incrementa la variedad, porque a los seriéfilos –entre los que me incluyo- no les da el tiempo y la vida para verlo todo y menos si las temporadas son infinitas. Además, la sabiduría popular lo dice: “Lo bueno, si breve, dos veces bueno”.

Imagen destacada: hellofriki.com

 

Anuncios

Un comentario en “Series: ¿Calidad o emisión sin fin?

  1. Aquí hay otra seriéfila que coincide contigo en el mensaje pero no en los ejemplos. Es cierto que hay series que se alargan demasiado pero tanto Sherlock como Castle me gustaron hasta el momento y no noto que se hayan alargado. Big bang theory me encanta.
    Sí que lo sentí con Cómo conocí a vuestra madre y El mentalista. Incluso con Arrow y eso que estoy siguiendo la última temporada.
    En este tema, como tantos otros, nunca llueve a gusto de todos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s