La importancia de un Premio Nacional

Constantino Molina tiene 31 años, trabaja de ‘chico para todo’ en un supermercado de Albacete, escribe desde hace cinco años ‘cuando puede’ y este 2016 ha ganado el Premio Nacional de Poesía

Santiago Vilella

El poeta ha obtenido recientemente el premio gracias a su poemario ‘Las ramas del azar’, “un libro sereno en el que la naturaleza permite el descubrimiento de un sujeto contemplador del misterio de la vida, expresado de forma contenida y musical”, según el jurado calificador.

Este galardón se traduce monetariamente en 20.000 euros, que Molina aún no sabe a qué va a destinar, aunque lo que sí tiene asegurado es que de momento no se puede largar de su trabajo.

Una vez expuesto esto, me surgen varias cuestiones, ninguna de ellas nueva, que seguramente son de fácil respuesta y quizás también de fácil solución. ¿Realmente está bien cuidada la Cultura en nuestro país? ¿Nos aprovechamos, como deberíamos, la sociedad en general de los conocimientos de todos estos premiados? ¿Cuántos Constantinos Molina más habrá a nuestro alrededor?

Sobre el respaldo político a la Cultura, la respuesta se puede resumir en ‘IVA al 21%’, aunque parece —y recalco lo de PARECE— que las cosas están comenzando a cambiar con el nuevo ejecutivo de Rajoy.

Con respecto a lo de si nos aprovechamos de los conocimientos o la valía de estos premiados, no lo tengo muy claro.

Igual respuesta posee la última de las cuestiones, sobre cuántos Constantinos Molina existirán en nuestros círculos más cercanos. Aquí simplemente les puedo dar una recomendación: hablen con sus gentes pero, sobre todo, escúchenlas, y mucho más si estas peinan canas.

Imagen destacada: Ana Escribano en Diariosur.es

Anuncios

Un comentario en “La importancia de un Premio Nacional

  1. A la reflexión y las preguntas que haces añadiría, o más bien matizaría, ¿qué tipo de personas son populares y conocidas en nuestra sociedad? Personalmente, me considero amante de la cultura y no tenía ni idea del premio ni de la persona a la que dedicas tu artículo.
    Creo que es un círculo vicioso en el que no está claro cuál es la causa y cuál el efecto. La poesía no es una rama cultural con un gran número de adeptos y eso tendrá que ver con el poco espacio que ocupa en los medios de comunicación, Pero, el hecho de que no se divulgue y facilite el acceso, a su vez, provoca que menos gente se acerque a ella y se conserve esa imagen estereotipada que tiene.
    La noticia es simple pero la reflexión a la que da lugar ciertamente compleja.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s