Machismo en prime time

El Hormiguero, espacio de “entretenimiento” presentado por Pablo Motos, comenzó siendo para todos los públicos, incluido el infantil. Un programa que ha terminado convirtiéndose en un altavoz para el machismo

Maribel González

El Hormiguero, en sus inicios, era conocido por ser un programa con apartados sobre ciencia, magia, las locuras de El Hombre de Negro y otras cosas con sentido. Actualmente, se trata de un espectáculo para que Pablo Motos haga el ridículo se luzca y se lo pase bien con sus amigos, con secciones cada vez más desastres y constantemente interrumpidas por Trancas y Barrancas, dos hormigas con bromas muy inapropiadas para ser dos muñecos tan queridos por el público infantil. Podría hablar de todo esto o del horror en el que se convierten las entrevistas a personajes extranjeros. Sin embargo, voy a centrarme en esos momentos machistas que nos regala -véase la ironía, por favor-, este espacio. En concreto, algo que pasó el lunes.

Estaba en el sofá viendo el programa. Sí, he dicho que dejé de verlo, pero no soy la única dueña del mando de la tele y, a veces, no me queda más remedio. Los invitados eran Antonio Resines y Jorge Sanz, promocionando La reina de España e intentando arreglar el boicot a la película de Fernando Trueba. Después de la entrevista o reunión de colegas contando batallitas, llegó la sección de El Monaguillo en la que enseña objetos sin sentido traídos de Japón. Esta vez, se trataba de un colgante con un muñequito paracaidista. Hasta ahí, todo bien. No obstante, decidieron sacar a dos chicas con un escote de infarto a modo de maniquí, mientras que Motos, Resines, Sanz y el mismo Monaguillo babean el suelo del plató con cara de gañanes, a lo que se suma los primeros planos de los pechos de las dos muchachas. Es indignante, no solo la actitud de ellos sino la aceptación de ellas.

hormiguero

Captura del programa de unos instantes después del desafortunado momento

Los comentarios babeos y entrevistas vacías de Pablo Motos hacia todas sus invitadas mujeres, la diferencia entre las colaboradoras y colaboradores del programa, las secciones con contenido machista y la cosificación de la mujer, entre otras cosas que seguro me estoy dejando, eclipsan todo lo demás. Y todo esto se emite en horario de máxima audiencia como si tal cosa, en un programa que también ven los pequeños de la casa. Es increíble que en el siglo XXI tengamos que soportar día a día muchos comportamientos machistas, pero lo que es más increíble es que estos sirvan para entretener y que, desgraciadamente, entretengan a muchos.

¿Cambiaremos algún día?

Imagen destacada: Antena 3

Anuncios

2 comentarios en “Machismo en prime time

  1. Nunca he sido una seguidora de este programa, simplemente porque no me atrae y porque suelo estar leyendo en la cama a esas horas. Lo he visto de vez en cuando pero no he detectado lo que comentas.
    Sin embargo, leyéndote se me ha venido a la mente otro momento semejante en un conocido programa infantil Bob Esponja. Recuerdo que fue el sábado 3 de diciembre porque estaba de fondo mientras visitábamos a una amiga que había tenido un bebé. Era el momento de canción con el famoso pirata y aparecía también una mujer vestida con una minifalda de tul y un corsé.
    Me llamó mucho la atención porque eso no es un disfraz pirata ni mucho menos, era totalmente innecesario ese exhibicionismo unilateral porque no ponen de pirata a un gogó con el torso descubierto (afortunadamente porque tampoco tendría cabida).
    Yo le doy muchas vueltas a las cosas y me imagine a una niña de ocho años que ve esa imagen y dice “quiero ese disfraz para carnaval”. ¿Se darían cuentas entonces los adultos de lo inapropiado de normalizar estas imágenes de las mujeres?

    Me gusta

    • Leer en la cama es un plan mucho mejor que ver El hormiguero. No te pierdes nada. Y respecto a lo de Bob Esponja, yo siempre he pensado que, aunque son dibujos, no es para niños pequeños. Y tienes toda la razón sobre lo del disfraz, pero ahí entra el sentido común de los padres. Y que le des vueltas a eso es genial, ojalá todo el mundo pensara las cosas. Desafortunadamente, hay muchas cosas que cambiar.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s