El anuncio de la lotería de Navidad de 2016 saca a relucir la demencia senil para apelar a las emociones

El esperado spot del sorteo navideño, realizado por la agencia de publicidad Burnett, ha sido muy criticado en las redes sociales

Jose Manuel Sanrodri

Para los anunciantes, el mes de noviembre es su particular laboratorio, ya que cuando termina la comercializada fiesta de “Halloween” es cuando hay que experimentar con los spots publicitarios de cara a diciembre. Este bombardeo que empezamos a padecer en este mes otoñal tiene la intención de grabar en el subconsciente humano ese anuncio que puede hacer cambiar nuestra decisión de compra en las fechas navideñas. El reclamo publicitario de perfumes es lo que más se puede ver en televisión e internet, antes de que haga su aparición el mes invernal, puesto que después, estos mismos anuncios competirán no sólo con otras marcas de colonias, también con los del turrón, juguetes, champán…

Otro invento estadounidense que supone un precalentamiento a las tan esperadas fechas navideñas es el “viernes negro”, más conocido en inglés como “Black Friday”, que queda mucho mas bonito que en español. Realmente, trasladar fiestas creadas en otros lugares y hacerlas nuestras es algo que no entenderé. Esta fecha implantada en nuestro calendario comercial se produjo en 2013, tratándose de una publicidad engañosa. Ese año no tuvo el éxito esperado a los años predecesores, aún así, hubo más ventas que en un día normal. Enmascarar sus precios en unas rebajas más propias de enero que de noviembre hace sospechar de hasta cuando no son timados los usuarios cuando compran un producto, que ha sido rebajado de un 20% a 30% de su importe.

Reanudando el argumento de los anuncios publicitarios, la “Lotería de Navidad” se ha adueñado de los días navideños y muestra de ello es su tan esperado anuncio, de la misma manera que hace “El Corte Inglés”, haciendo las estaciones del año como si fuesen inventadas por ellos. Atrás quedó el calvo, protagonista de las campañas desde 1998 hasta 2005, que con un soplido repartía la suerte; o el fiasco de 2013 que se grabó en blanco y negro, realizado por Pablo Bergerdirector de la película Blancanieves, por la que obtuvo muchos premios. Para este polémico spot publicitario contó con la colaboración de Marta Sánchez, David BustamanteNiña Pastori, Raphael y Montserrat Caballé, y fue el primer fenómeno viral más parodiado en las redes sociales. Pero no haremos más leña del árbol caído.

¿El mayor premio es compartirlo?

En 2014, la campaña de la agencia de Leo Burnett, con el lema “el mayor premio es compartirlo”, contaba la historia de Manuel y el Bar de Antonio, recurriendo a la emotividad propia de estas fechas. Aunque no creo que existan muchos como Antonio, que guarden el décimo premiado para vendérselo al que debía de haberlo comprado antes. No obstante, mi abuelo que era lotero, conocido como “Manolo El Limpia“, recorría su ciudad vendiendo sus ‘decimicos’ de lotería. Pues él si hizo esto mismo con unos abonados que se habían ido de vacaciones. Cuando estos se enteraron de que el mismo número de lotería que compraban siempre les había tocado, fueron buscando como locos al bueno de mi abuelo que les vendió las papeletas premiadas. Porque mi abuelo era así, y décimos de lotería que tenía que devolver a la administración se los quedaba para que después algunos tuvieran la poca decencia de no comprárselos, ya que el sorteo ya había pasado. Pero gente como mi abuelo quizás no haya mucha, y este premio fue en verano y no en navidades.

Volviendo a los spots publicitarios, la agencia Burnett repitió con el mismo lema en 2015, pero en este caso, apostó por una animación. Se trataba de un vigilante de seguridad que trabajaba en el turno de noche en una fábrica de maniquíes y cómo éste jugaba con ellos y conseguía extraer una sonrisa a los empleados de la factoría, hasta que tocó el premio gordo de navidad y la alegría se la dieron a él los asalariados de la fábrica. Un anuncio que pasó de puntillas para retornar de nuevo a la dramatización de los personajes de carne y hueso.

Este año se centran en las personas mayores, en este caso el de una maestra jubilada, que tras ver su número en la tele en una noticia del gordo anterior, cree que le ha tocado la lotería, ya que no llega a ver la información entera. Esto me parece inverosímil y poco creíble, pues no sólo la retratan como a una mujer ingenua, sino que encima le resaltan su demencia senil. Nada más iniciar el spot muestran las dos generaciones tan distantes: la de los ‘Millennials’, con un chico joven sentado en el sofá y con el móvil en la mano, y la generación de la postguerra, realizando la comida y enfrascada en que a los suyos no les falte de nada. Este tipo de aptitud se destaca en todo el anuncio, cuando la señora Carmina involucra a todo un pueblo en la más perecedera de las alegrías. Esta campaña se ha lanzado antes por internet que por televisión, dando muchos mensajes a la vez, como el de recordar que muy pronto se celebrará el tan esperado sorteo y que hay que compartir la felicidad con los premiados y, por supuesto, la imperceptible evocación de la demencia senil o quizás, un guiño desacertado al Alzheimer. Creo que hay maneras de buscar la ansiada emotividad del espectador, y que te haya dado éxito un año no quiere decir que vaya a ocurrir de nuevo. De esta historia, me quedo con el paisaje de sus pueblos asturianos de Villaviciosa y Tazones unidos, para crear un único pueblo que sólo existe para este señuelo publicitario que incita a comprar billetes de lotería.

Imagen destacada: Captura de pantalla del spot publicitario de la lotería de Navidad.

Anuncios

2 comentarios en “El anuncio de la lotería de Navidad de 2016 saca a relucir la demencia senil para apelar a las emociones

  1. No he visto de forma completa el anuncio de la lotería sólo los extractos que han ido comentando en la publicidad pero, personalmente, echo de menos al calvo de la lotería porque me gusta la tradición y ya era un emblema para mi.
    Parece que en los últimos años lo que busca es llevar historias cotidianas hipotéticas para que la gente “normal” se identifique pensando que también le puede tocar a ellos obviando las evidencias estadísticas que demuestran cuán improbable es.
    Además, lo que no se suele mostrar es el después de pero a todos nos llegan rumores de que no siempre es un cambio a mejor el que conlleva.

    Me gusta

    • Te doy toda la razón. Aunque en la publicidad del calvo se necesitaba un cambio que siempre viene bien, pero a veces hay que pensar en ese cambio para que no perjudique con lo que se hace. En este caso, con este anuncio se han equivocado y mucho.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s