La importancia del entorno

Hace meses que no escribo nada en este blog que tanto cuidan mis compañeros. Mi problema es la falta de tiempo y no de ganas. Si existiera un programa dentro del móvil al que pudieras hablarle y después pasarlo al ordenador, tendría un montón de temas de que escribir porque hablo sola, conmigo, y no es egocentrismo

Begoña Hernández

Machado decía que “quien habla solo, espera hablar a Dios un día”. Puede que sea así, yo hablo sola y me regaño o me doy cariño, me felicito por algo que he hecho bien o pienso que soy tonta de remate. ¿Por qué no?, nadie te lo va a decir o a valorar. Hay que empezar a valorar las cosas que se hacen.

20161012_203012

Esta semana me dio por mover media casa o casa entera, pero el problema está en que cuando mueves algo de sitio se produce una reacción en cadena, y te empiezan a sobrar cosas o no gustan cómo quedan las que antes tenías en el mismo mueble cuando este cambia de ubicación. Es algo que hago de vez en cuando por lo que no termino de tener mi casa colocada y es cuando me regaño, pero no puedo parar y cada cierto tiempo mi casa pasa a ser un caos mayor del habitual.

20161012_202714

Esta vez iba en serio y muchas de las cosas que tenía por el medio han corrido otra suerte. La casa está plagada de objetos de los que no puedo deshacerme o eso he pensado durante años; hace unos meses di una vuelta al salón y guardé varios. Les miré una, dos y tres veces y los guardé. Retiradas que no tiradas. Cosas que me gustaban pero que tampoco pasaba nada porque no estuvieren presentes. Llené varias cajas, no muy grandes, con ellas. Envueltas en papel burbuja o de periódico fui guardando una tras otra. Muchas veces no caes en la cantidad de objetos que nos rodean y que utilizas muy pocas veces en tu vida, y por esa regla de tres, son prescindibles.

Principalmente están en el salón y en la cocina. Lo único que te dan es más trabajo al tener que limpiar, muchos de ellos no son prácticos y ni siquiera te alegran la vista.

20161012_202733

Estas dos últimas semanas, después de mover todo, he quitado una mesa y una estantería, que han corrido la misma suerte de los anteriores. No están metidos en cajas pero sí desmontados para que no abulten.  No he terminado, pero ahora veo esa habitación mucho mejor y todavía falta mirar en los muebles con puertas y en los cajones. Y lo que realmente ha mejorado es mi perspectiva del mismo, he encontrando huecos que rellenaré con algo que considere importante mientras siga haciendo movimientos.

Según avanzo es como si me liberara. ¡Cuántas cadenas nos atan a los objetos! Son cadenas invisibles que cuando te desprendes de ellas dejan espacios para llenarlas de cosas nuevas.

20161012_223605

Hay regalos de amigas que ya no lo son, que si en su momento no te decían nada, ahora significan menos, o incluso nada. Recuerdos que compraste en algún viaje, que puede que en ese momento lo consideraras bonito o entrañable, pero el paso de los años le ha quitado esa característica. Por el contrario, hay objetos, cosas, detalles o minucias que tendrán significado toda la vida, algo de lo que nunca te podrás deshacer; son las que te hicieron tus hijos durante la infancia, esas sí que tienen un valor infinito, pero otro día hablaré de ellas, ¡ahora voy a seguir retirando lo que no me aporta nada!

Texto y fotos: Begoña Hernández

Anuncios

2 comentarios en “La importancia del entorno

  1. Yo me he planteado varias opciones. La primera que todo lo que mis hijos quieran, es para ellos pero que se lo lleven YA!! La segunda pasa por poner algunas cosas a la venta y la tercera es darlo.
    Según guardo pongo un cartel para identificarlos en el futuro. Llega un momento que te encuentras rodeada de demasiadas cosas y agobia.
    Gracias por tu comentario, es agradable saber que te leen y te entienden.

    Le gusta a 1 persona

  2. Me ha encantado esta entrada porque me identifico en gran parte con ella y me gusta mucho la idea de las cajas. A mi me encantan los espacios diáfanos donde sólo está lo imprescindible para desenvolverse pero siempre que me planteo limpieza me da pena tirar cosas que no considero basura. Es decir, lo que a mi me gustaría realmente es darle una segunda oportunidad a esos objetos que yo no necesito ni quiero pero que puede que otra persona sí.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s