Cruzar la línea

El conflicto llega a Albacete de la mano de la Red de Madres y la Red Feminista de Albacete. Unas defienden su derecho a informar. Otras el derecho a la intimidad y a la no coacción ante una situación de interrupción del embarazo voluntaria y de forma legal. Y aquí mis reflexiones

Llanos de la Rosa

Desde hace unos días, leo noticias sobre lo que acontece en la calle del Muelle de Albacete. Bien podría ser una noticia correspondiente a una ciudad estadounidense o al capítulo de una serie. Pero no, es mi ciudad.

En esa calle existe una clínica ginecológica donde, entre otras cosas, se realizan interrupciones voluntarias del embarazo de una forma legal. Pero no es esto lo que crea noticias o lo que me sorprende. El conflicto llega porque un par de voluntarias del grupo Red de Madres acude a la puerta de  la clínica para, según ellas, dar información y rezar por lo que allí pasa. La Red de Feministas de Albacete ha denunciado esta situación y ha comenzado a enviar representantes, también, a las inmediaciones para, bajo su versión, permitir la libre entrada de las mujeres. Para más información os invito a leer estas noticias, ya que yo solo intentaba contextualizar haciendo un resumen en base a lo leído.

¿Información o coacción?

Calma tensa en la Calle Muelle

Francisco Valero, director de la clínica Iris: “Queremos volver a la normalidad y trabajar tranquilamente”

Yo no he estado allí, no he sido testigo ni conozco a nadie que lo haya sido. De ahí que arriba incidiera en los “según su versión”. Pero sí he sacado mis propias conclusiones de lo que he leído. Nunca me he visto ante esa situación, y espero no tener que hacerlo, pero creo que llegar a la decisión de abortar debe ser una de las cosas más complicadas por las que una mujer pueda pasar. Por eso, cuando llega a ese punto es necesario que lo haga bajo unas condiciones y derechos.

¿Por qué creo que se equivocan desde la Red de Madres?

Mi intención en este momento no es crear debate sobre si abortar está bien o no, eso daría para otra entrada. Pero sí me preocupa el que personas ajenas a esas mujeres acudan a “informarles”. ¿No han sido ya informadas por los facultativos correspondientes? Porque, según he leído, han sido derivadas por el SESCAM -Servicio de Salud de Castilla-La Mancha-, con lo que sobreentiendo que han sido advertidas de los peligros o contratiempos y que se les ha explicado convenientemente el proceso. Además, ¿no lo harán también dentro de la clínica? No creo que ningún médico saque beneficio de practicar un aborto, con lo que primero se asegurará de que la persona está preparada y que todo está en orden. Igualmente creo que la que quiere recibir indicaciones o consejos, acudirá a donde corresponda. Si la Red de Madres se escuda en esa labor, que lo haga a domicilio o en un centro propio para aquellas que así lo soliciten.

c2841c6083b24a48d9dd399ff9d18ed3

Protesta en Albacete del grupo Red de Feministas |Imagen lacerca.com

En segundo lugar, estas voluntarias explican que no se trata de coaccionar. Pues yo me sentiría coaccionada o incluso insultada si después de enfrentarme a algo tan espinoso me encuentro con dos personas que rezan por “las vidas perdidas dentro de la clínica”. ¿Qué intentan hacer? ¿Hurgar más en el dolor buscando culpabilizar a las mujeres que por X motivos se ven abocadas al aborto? De nuevo, me parece algo tan serio y complicado, que no creo que esta sea la forma. Además, las circunstancias que llevan a una mujer a ese punto pueden ser diversas. No sabemos por qué debates internos han pasado o qué motivos les han impulsado a ello. Que alguien ajeno al personal sanitario se inmiscuya en ello, me parece repulsivo. Por no mencionar que si a algunos cristianos les parecen ciertas cosas insultantes, a mí me lo parece que se preocupen por células y no tanto por los que ya están en este mundo. Pero bueno, de nuevo, esa no es la cuestión en esta entrada, disculpad. Por no olvidar que la clínica no se dedica únicamente a realizar interrupciones. ¿Qué pasa si están acercándose a “informar” a la persona equivocada?

Tampoco podemos obviar que las voluntarias olvidan el derecho a la intimidad de las pacientes. ¿Creen que necesitan que unas desconocidas las reconozcan tiempo después por la calle? ¿Es necesario que se sientan señaladas? ¿O que no se les permita ejercer libremente un derecho? Porque sí, “coaccionar” no solo significa convencer a través de ejercer una fuerza física sobre alguien, sino también psíquica. Y que alguien me explique si hacerte sentir culpable por algo que no deberías sentirte, es o no una especie de truco psíquico para dirigir un cambio de opinión.

Decía alguien que “tu libertad terminaba donde empieza la mía”. Pues la libertad de informar, en este caso, termina cuando cortan las de las mujeres que acuden a la calle del Muelle por X razones.

Imagen destacada: Logotipo de las dos asociaciones implicadas

Anuncios

3 comentarios en “Cruzar la línea

  1. Estoy de acuerdo contigo. Probablemente esas mujeres que “informan” piensan que están haciendo lo correcto y esa valoración es inevitablemente subjetiva así que el enfoque adecuado es el de las libertades como tú dices. Se están excediendo en su libertad y ocupando el espacio de esas personas a las que informan.
    La maternidad y la paternidad es un acontecimiento importante que debe vivirse voluntariamente por el bienestar de ese futuro individuo. Interrumpir el embarazo no es una decisión fácil a ningún nivel, incluso físicamente tiene sus consecuencias inevitables pero ya está suficientemente controlado en España.
    También estoy de acuerdo contigo en que si tanta motivación tienen por el bienestar de las familias y los bebés hay formas más constructivas de trabajar en esa línea. Hay muchas familias necesitadas de apoyo a distintos niveles que sí podrían beneficiarse de esa buena voluntad que estas mujeres no parecen estar buscando.
    Todavía tengo ganas de acercarme a ver con mis propios ojos qué está pasando porque lo que se cuenta no suena nada bien.

    Me gusta

    • Yo ya digo que todo lo que sé es por lo que he leído, pero a raíz de escribir esto, una conocida escribió lo que ella había sentido con su actuación. Esta chica es de la Red de Feministas y decía que había mujeres obligadas a dar varias vueltas a la manzana hasta poder entrar en la clínica y que ella sentía que no solo las coaccionaban, sino que las dejaban de violentas. Pero bueno, eso es una parte de la historia. Aún así, tienes razón en lo que dices, el fondo puede estar bien, pero no las formas. Creo que quien quiera información la buscará o la recibirá de sus médicos, que para eso están. Por no hablar de lo personal del momento, tanto si se decide seguir adelante, como si no.

      Gracias por leer tan pacientemente esta extensa entrada y por comentarla😉
      Un saludo, Llanos

      Le gusta a 1 persona

      • No sé si ya estarás al día de las declaraciones de la concejala del área de mujer de Albacete ni de que hay una campaña pidiendo su dimisión o su cese. A mi me parece totalmente justificada esta petición después de escucharla…
        Ya no estamos hablando de opiniones sino de legalidad y como cargo público tendría que respetar la ley como mínimo y si quiere cambiarla tiene más facilidades que cualquier otro ciudadano.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s