Cada día, 7N

El pasado 7 de noviembre, miles de personas, hombres y mujeres, emprendieron camino hacia Madrid para exigir que la lucha contra las violencias machistas pasen a ser una Cuestión de Estado. Ese mismo fin de semana, cuatro mujeres volvieron a ser víctimas de la violencia de género. Esta es una reflexión de porqué necesitamos que todos los días sea 7 de noviembre

                Llanos de la Rosa

Nacer mujer, y no hombre, puede determinar tu destino. Cuando algunas personas lean esto, seguramente piensen en países como Afganistán, Marruecos u otra tanda de lugares orientales o africanos. Pero en este momento, yo pienso en España. Porque a mí me siguen asustando las cifras que me asustaban hace seis meses. Medio año ha pasado desde que las analicé y han seguido creciendo. Eso es lo que de verdad me preocupa, que nunca dejen de subir. Que cada año tengamos que lamentar tantas muertes de este tipo. 1.300 desde 1995, para ser exactos. Por no hablar de las que no se contabilizan. Porque las cifras oficiales solo tienen en cuenta a las mujeres asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas. Pero, ¿qué pasa con esos niños o familiares que son asesinados con el único propósito de hacer daño a otra persona (mujer, en este caso)? Por no hablar del acoso, violaciones y otras agresiones que sufren muchas mujeres sin que éstas cuenten como violencia machista. Porque, que te ataquen, de la forma que sea, solo por tu género, es violencia de género.

Por eso, el primer sábado de noviembre, más de 400 colectivos feministas se dirigieron a las calles más céntricas de Madrid para exigir que este tipo de violencia sea Cuestión de Estado. Y, antes de seguir, por si hay algún despistado leyendo esto: feminismo no es como machismo pero al revés. El feminismo persigue la igualdad entre hombres y mujeres. Nunca la superioridad, dejen de tratar a las feministas como “feminazis” o “hembristas” –que las habrá-, no es lo mismo.

12182584_10207979115933969_1889517719071337322_o

Performance el 7N por parte de activistas feministas | Imagen: Aitana García Cantos

Varias representantes del Movimiento 7N leyeron un manifiesto denunciando estas agresiones, reclamando que todas las instituciones se comprometan contra la violencia machista y que se aplique el Convenio de Estambul sobre los derechos de las mujeres. Así mismo, pidieron que otras medidas sean aplicadas, como la no custodia compartida cuando se hayan dado situaciones de maltrato o sistemas para facilitar la integración y recuperación social y económica de las víctimas y sus hijos.

En la marcha también hubo un recordatorio para los medios de comunicación, que pueden ser la mejor vía para sensibilizar a la población y en muchas ocasiones no ayudan con titulares del tipo: “Muere una mujer…”. No, no ha muerto. La han matado. O cuando se intenta criminalizar a la víctima dando detalles sobre su vida personal o su forma de ser que para nada justifican la agresión.

12186512_10207979116093973_1840030777927469678_o

Lectura del manifiesto |Imagen: Aitana García Cantos

Unas marchas cargadas de emotividad que fueron protagonistas en la mayoría de los medios de comunicación. Algunos representantes políticos y públicos también se unieron a estas reclamaciones y se llenaron la boca con propuestas y buenas intenciones. Fue un sábado de pelos de punta y piel de gallina, para los que acudieron a Madrid y para los que lo tuvimos que seguir desde casa. Pero la noche llegó. Al día siguiente, la vida siguió como si nada. No para todos. Cuatro mujeres volvían a ser víctimas de un crimen machista antes de que el fin de semana tocara a su fin. También era víctima un hombre que era asesinado a manos de la expareja de su novia. Otra forma de castigo, intentar cargar en la conciencia de la mujer la muerte de otros.

Estamos en noviembre y quedan casi dos meses para que el año acabe. No dejo de preguntarme hasta dónde llegará la cifra este 2015, que ya va por 46, casi a una por semana. Y me asusto al pensar que en 2016 tendremos que seguir lamentando crímenes de este tipo.

Que no nos haga falta que sea 7 o 25 de noviembre. No paremos. No dejemos de protestar, de alzar la voz, de escribir reivindicaciones. No dejemos de luchar. Si los asesinos no descansan, no lo hagamos nosotros tampoco.

Imagen destacada: Aitana García Cantos

Anuncios

Un comentario en “Cada día, 7N

  1. Se ha juntado con que tengo un día sensible y que has escrito un artículo maravilloso pero me he emocionado.
    Hay tanto que se podría decir y, sobre todo, tanto que se podría hacer. Por completar las ideas que plasmas en tu artículo sólo comentar que no sólo hay que intervenir en la violencia de género en adultos sino antes.
    Lleva ya un tiempo llamando la atención que las parejas de adolescentes también sufren violencia machista. Puede que no haya víctimas mortales a esa edad pero parece el caldo de cultivo para que las haya en un futuro.
    De todas formas, no es sólo la muerte lo único que hay que evitar sino la violencia en todas sus versiones incluyendo el control desmesurado o el maltrato psicológico.
    Efectivamente, trabajemos todos por la igualdad en todos los niveles. No nos rindamos nunca de luchar por la justicia y un mundo mejor para todos: hombres y mujeres de cualquier edad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s