El lado oscuro de la luz

bombilla-apagada

La ciudadanía española promueve un apagón de luz como protesta contra las compañías eléctricas, mientras el Gobierno también está obteniendo beneficios de la facturación mensual

Jose Manuel Sanrodri

En todas las redes sociales se está extendiendo el mensaje de bajar durante 5 minutos los diferenciales en forma de protesta dirigida a todas las compañías eléctricas. El motivo se encuentra en el abuso que éstas realizan a la hora de facturarnos. Por ello, es más que probable que si paseamos por cualquier calle de la geografía española podemos ver que a las 21:30 más de una vivienda esté a oscuras. Algunos durante el tiempo que dure su queja dejarán de ver su serie preferida, las noticias, conectarse a internet o calentarse la cena en el microondas, ¿pero será efectivo de verdad este escaso tiempo que no recibamos corriente eléctrica, para que el ciudadano se salga con la suya y de esta manera las grandes suministradoras de energía reciban el mensaje de desaprobación por parte de la población?

Creo que para saber un poco más del asunto que ha llevado a alguno a impulsar esta iniciativa podemos remontarnos a diciembre del año 2012. En plenas fechas navideñas, el Gobierno español y las compañías eléctricas acuerdan el Real Decreto 1718/2012. Si alguien cree que en la península ibérica hay un ministerio como es el de Industria, Energía y Turismo que descansa en Navidad para comerse el turrón, están muy equivocados, pues aprovechan estas fechas para que nadie pueda poner alguna objeción al Decreto y así, sale éste publicado en el BOE de enero del 2013. Es muy llamativo que personas que tuvieron un cargo político importante en nuestra sociedad, se pongan a trabajar después de terminar su etapa como presidente de un país o como responsables de algún ministerio, en esas grandes empresas eléctricas, de gas o de petróleo, privatizadas en la actualidad cuando anteriormente dependían del estado. En un sketch del programa Vaya semanita de la televisión EiTB, se ha ironizado con el tema y se puede ver a un detective que va a investigar el extraño caso de la facturas de la luz. Lo paradójico de la escena es que refleja la verdadera realidad que padecemos todos.

El decretazo de la luz

Lo que este decreto establece, es el cambio del contador analógico al digital o smart meters, siendo este tipo de aparato bidireccional, programable y telegestionable. Pero no es la única cuestión que el documento trata. Al ser la lectura mensual, obligan al consumidor a pagarla en el mismo mes del registro de su consumo y no bimestral con los anteriores equipos de medida. Esto implica pagar más IVA y los correspondientes peajes que en la factura se presentan como: una primera parte, que es fija y corresponde a potencia contratada; una segunda, que es variable en función del consumo siendo un 30% del precio de la energía kWh; y por último, una tercera parte solo aplicable a algunos suministros de energía reactiva que solo se aplica si se excede del porcentaje prefijado al de la activa. El coste de la potencia está regulado por esta ley, y lo que realizan las grandes compañías eléctricas es subir el precio de la potencia por encima de lo que se puede leer en el BOE. Lo que el usuario no sabe es que, según el BOE, los suministradores de energía deben premiar a sus clientes con un descuento del 15% para los que no alcancen el pico máximo que sería hasta el 85% de la potencia contratada. Para entenderlo mejor sería, que si el cliente no llega al 100% de la potencia contratada en ese mes, no siendo superior al 85%, entonces debería recibir ese 15% de descuento en su factura que, por supuesto, nunca va a recibir.

Un contador que no se le escapa nada

Sorprende también que el nuevo aparato de telemedida digital está programado para detectar la red interna o autoconsumo y la contabiliza en el recibo de luz. En este aspecto, el tener un kit solar fotovoltaico en el tejado de nuestras viviendas supone regalar una energía que generamos a las empresas eléctricas hasta 225W. El problema del equipo solar es que si la electricidad no es consumida por los aparatos que tenemos en casa va a parar a la red de calle pasando por el contador. Al tener éste un uso bidireccional y con registro independiente, esa energía la contabiliza como energía exportada e importada como si fuera de consumo.

Cientos de artículos, reportajes, videos y foros se quejan del fraude que realizan con total impunidad las empresas eléctricas y, aunque el principal perjudicado es el usuario, éste se siente impotente por no poder hacer nada. Las iniciativas de estar unos minutos sin luz, están bastante bien, pero lo ideal sería estar un mes sin corriente eléctrica en todos los hogares. Sin embargo, si se propusiese, nadie lo llevaría a cabo y, en cierto modo, es entendible. Pues desde que Nikola Tesla desarrollase la electricidad, se pueden tener alimentos en un armario que los refrigera para que no se deterioren, ventanas que abrimos con un botón para que veamos lugares o gentes que nos entretienen sin movernos de nuestras habitaciones y, por supuesto, mágicas velas que nos iluminan de noche sin peligro a que nada se queme, cómo vamos a renunciar a todo eso que nos hace la vida algo mas fácil. Por esta razón, el miedo a que nos corten la corriente nos convierte en marionetas de quienes controlan su abastecimiento. Por mucho que queramos salir de este círculo, no podemos. De intentarlo nos llevaría a tener otro tipo de vida distinta de la que conocemos.

Imagen destacada: http://www.barriosyvecindarios.com.ar/2013/03/en-buenos-aires-como-en-paris/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s