Desde Oz hasta Viena

Australia participará en el Festival de Eurovisión el próximo mes de mayo. ¿Por qué? Si está allí donde Jesucristo perdió la sandalia. La respuesta, a continuación

Maribel González

El otro día leí algo que me dejó descolocada: “Australia competirá en Eurovisión”. Australia, hogar de koalas y canguros, ese país que está al otro lado del planeta, que por algo los de aquí arriba le llamamos down under, porque está allí abajo.

El caso es que yo, toda indignada, me pregunté: ¿qué hace un país que pertenece al continente oceánico en un evento musical de Europa? Porque -obviamente- el “Euro” de Eurovisión es de Europa. Eso o yo me he perdido algo. Pues sí, me he perdido, pero no mucho. Australia es miembro asociado de la Unión Europea de Radiodifusión (UER), la organización internacional de radiodifusoras de servicio público, entre cuyos menesteres se encuentra la gestión del Festival europeo de la Canción. Así que, la participación es totalmente lícita y mi queja no es válida, por mucho que me pese.

Otros países, ya habituales, que no son parte de Europa pero que se han ido incorporando al concurso debido a que son miembros activos de la UER, son: Israel, Chipre, Armenia, Turquía, Rusia, Georgia o Azerbaiyán. Marruecos, otro país activo de dicha organización, también participó en 1980, pero es la única vez que lo ha hecho.

Para mi tranquilidad e imagino que la de muchos otros, desde la organización de Eurovisión han explicado que la presencia de Australia este año será una excepción, como parte del 60 aniversario del festival. En vez de 39 países, habrá 40. ¡Que nos gusta redondear para que quede todo bonito! El caso es que podría haber actuado como país invitado, de la misma forma que lo hizo el pasado año en el descanso de la segunda semifinal. Pero oye, mejor es concursar, que da más caché y así hacen historia.

Por cierto, que no se me malinterprete, digo para mi tranquilidad porque, en mi opinión, que el país oceánico participe en Eurovisión es como si la selección de fútbol de Nueva Zelanda jugara la Eurocopa. Pero vamos, que igual son cosillas mías.

Además, como hay que tratar bien a los invitados porque es de buena educación, Australia votará en las semifinales, aunque irá directa a la gran final. Esto es calidad.

¿Y si gana? ¿Cogemos las maletas y nos vamos a las antípodas? Pues no. Si da la casualidad de que llega y besa el santo, que ya sería potra, será en una ciudad europea donde se celebre el evento el año que viene. También se ha informado de que la cadena australiana SBS, que retransmite el festival desde hace 30 años, cargará con una parte de los gastos si se produjese tal triunfo.

El representante australiano en la fiesta eurovisiva de 2015, que tendrá lugar en Viena, es Guy Sebastian, ganador de American Idol en 2003 o la Rosa de Australia, como lo han llamado en la revista CromosomaX. Para qué mentir, me ha hecho mucha gracia.

En definitiva, como buena fan de dicho acontecimiento, lo espero con ansia. Aquí podéis ver el vídeo, recién salido del horno, de la canción que representará a España y que, todo sea dicho, no me gusta nada.

Imagen oficial para la canción que interpretará Edurne / Fuente: Lecturas.com

Imagen oficial para la canción que interpretará Edurne / Fuente: Lecturas.com

 Imagen destacada: http://www.eurovision.tv

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s