Física o Química

Muchas veces me planteo qué es ser femenina, feminista, activista o tonta.

Begoña Hernández

No me entra en la cabeza que tengamos que poner -a u -o a la terminación de una profesión en función de que el que la ejerce sea mujer u hombre. Discutimos por cosas que son absurdas y nos perdemos por los “cerros de Úbeda”.

La igualdad no se tiene que demostrar por las terminaciones sino por la equiparación: al reconocimiento, a los sueldos, a los puestos de responsabilidad,  a las horas de trabajo, a repartir las responsabilidades de los hijos, de las labores de “hogar” de ambos, a todas esas cosas que son las que importan.

dia-mundial-del-libro-del-idioma-l-_mqfmq 2014

Ibañez

A mí, ¿que más me da que me llamen periodista si me pagan el 20% menos que a un hombre? Seguro que ellos, nuestros compañeros, no pierden el tiempo pensando que la palabra con la que se nombra su profesión termina en -a, por lo que es femenina.

Hasta hace muy poco tiempo ha sido una profesión fundamentalmente de hombre, ahora ya no, pero durante todo este tiempo no he oído a ningún hombre decir que quería ser periodisto, ni fisoterapeuto, ni matrono, ni psiquíatro, etc. En cambio las mujeres nos enzarzamos en una lucha tonta pidiendo que se nos llame abogada, médica, arquitecta, o cualquier cosa similar.

Me sorprende cuando oigo que una mujer es química, yo pensaba que la química era la materia que estudiábamos en bachillerato o física, que viene a ser tanto de lo mismo. Quien ejerce la química, es químico o físico si estudió esta carrera, independientemente de que sea hombre o mujer.

Instituto Cervantes

Instituto Cervantes

Los hombres no pierden el tiempo en tonterías y en revindicar derechos que no les aporta nada. Se dedican a ganar más que las mujeres -mal que nos pese- y a seguir ocupando cargos de responsabilidad en las empresas.

Las tonterías nos las dejan para nosotras, porque mientras estemos entretenidas en buscarle “tres pies al gato”, menos sombra les haremos en su proyección profesional.

Si tenemos en cuenta que, actualmente en la universidad hay un porcentaje mucho más elevado de mujeres que de hombres, dediquémonos a lo importante y  reivindiquemos nuestro derecho a la igualdad sin pararnos a pensar en que letra termina la profesión que ejercemos.

Última reflexión: deberíamos preferir ser Presidente de una multinacional a Presidenta de la “República independiente de mi casa”.

Nota: en la imagen destacada, la palabra mujeres ni se ve, mujer está un poco más grande pero la palabra hombre resalta mucho ¿Porqué será?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s