Oscars 2015: predicciones cumplidas

Una vez más, hemos sido testigos de los Oscars, una de las galas de premios más esperadas del año. La 87 edición se celebró el domingo en el Dolby Theatre de Los Angeles y, aunque tuvo sus momentos, no será de la más recordadas.

Maribel González

La ceremonia, presentada por Neil Patrick Harris, estuvo bien organizada, tuvo un opening fantástico que debería servir de lección para otros premios (véase los Goya) y actuaciones muy correctas. El presentador comenzó por todo lo alto pero luego dio un bajón y apenas se le apreciaba si no fuera por unos pocos chistes. Momentos destacables: Patrick Harris en calzoncillos haciendo homenaje a Birdman, la intervención de Jack Black en el musical de inicio, Benedict Cumberbatch y su petaca, el tributo de Lady Gaga a Sonrisas y Lágrimas y la aparición de la gran Julie Andrews, el reencuentro incómodo de Travolta e Idina Menzel y el In Memoriam.

Y aquí van los ganadores.

Birdman, nadie se extrañó cuando al final de la noche Sean Penn la anunció como ganadora, era la favorita y su triunfo estaba prácticamente asegurado. Una victoria esperada pero justa. Esta película es una crítica a la industria actual del cine, cuenta con grandes interpretaciones y ha destacado por estar rodada como si fuese una sola secuencia. También ha sido premiada al Mejor guión original y Mejor fotografía. Además, Alejandro González Iñárritu se hizo con la estatuilla como Mejor director por este film.

El triunfo de Julianne Moore como mejor actriz protagonista estaba cantado desde hace meses por su interpretación de una mujer afectada por la enfermedad de Alzheimer en Siempre Alice. Aunque he de decir que Rosamund Pike, nominada por su actuación en Perdida, también hubiese sido una ganadora merecida. No obstante, la sorpresa vino con Eddie Redmayne por su papel en La teoría del todo, el biopic sobre Stephen Hawking. Digo sorpresa porque todo apuntaba a que Michael Keaton iba a ser el ganador.

Eddie Redmayne durante su discurso de agradecimiento / Fuente: www.popsugar.com

Eddie Redmayne durante su discurso de agradecimiento / Fuente: http://www.popsugar.com

Patricia Arquette, ganadora del premio a mejor actriz de reparto, convirtió su discurso en uno de los grandes momentos de esta edición reivindicando los derechos de la mujer. Su actuación en Boyhood, una de las grandes apuestas que se ha quedado en eso, apuesta, le ha otorgado ya varios galardones. Y J. K. Simmons recibió el reconocimiento de mejor actor de reparto por el rol de duro profesor de música en la maravillosa Whiplash. Sí, pongo maravillosa porque me encantó.

The Imitation Game era una de las que contaba con numerosas nominaciones (entre ellas la de mejor película, mejor actor y mejor director) pero que finalmente, gracias a Graham Moore, se fue a casa con el premio a Mejor guión adaptado. Otro año será, Benedict.

La fantástica obra del director Wes Anderson, El gran Hotel Budapest, se llevó cuatro estatuillas por la Mejor banda sonora (realizada por Alexandre Desplat, también nominado en la misma categoría por The Imitation Game),  el Mejor diseño de producción, el Mejor Vestuario y Mejor Maquillaje y Peluquería.

Uno de los posters de El gran Hotel Budapest / Fuente: radiobuap.com

Uno de los posters de El gran Hotel Budapest / Fuente: radiobuap.com

Selma, la gran olvidada. Un drama histórico sobre la marcha de Martin Luther King que consiguió el derecho al voto de los ciudadanos de color. Esta producción británica candidata a Mejor película y Mejor canción. Sólo ganó en esta última categoría con la canción Glory, escrita por John Legend y el rapero Common, que ambos interpretaron durante la gala poniendo a todo el público en pie.

Whiplash. Aunque era candidata en varias categorías, si hay algo por lo que se caracteriza esta película, además de por las interpretaciones; es por su montaje y su mezcla de sonido, por tanto, los galardones por estas categorías fueron muy acertados.

Escena de Whiplash con Miles Teller (izq) y J.K. Simmons (dcha) / Fuente: Hollywood Reporter

Escena de Whiplash con Miles Teller (izq) y J.K. Simmons (dcha) / Fuente: Hollywood Reporter

El francotirador, el film dirigido por el veterano Clint Eastwood, hubiese pasado sin pena ni gloria si no fuese por el Oscar a Mejor Edición de Sonido, a pesar de sus otras cinco nominaciones.

Interstellar, en mi opinión una de las mejores películas que se han hecho en 2014, se alzó con la estatuilla por los Mejores Efectos Visuales. ¿Qué puedo decir? Sólo hay que ver el tráiler.

Big Hero 6, la fusión Disney/Marvel, se hizo con el premio a Mejor Película Animada, lo que fue otra de las pocas sorpresas de la noche, ya que Cómo entrenar a tu dragón 2 era la favorita, o eso dicen porque yo lo veía claro. Disney triunfa de nuevo, recordemos que el año anterior la ganadora fue Frozen.

Ida, el drama polaco que ganó el Goya a Mejor película Europea, también se llevó el Oscar a Mejor Película de Habla no Inglesa. El Mejor Cortometraje de Ficción fue The Phone Call, Mejor Corto Documental para Crisis Hotline, Mejor Corto Animado para Feast (Buenas migas) y Mejor Documental para Citizenfour.

He aquí el resumen de los Oscars de De perdidos a la mar. Hasta el año que viene. Bueno hasta el año que viene lo de los premios, no nosotros. Ahora, ¡todos al cine!

Imagen destacada: El Equipo de Birdman recoge la estatuilla. Galería de El País

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s